Diferencias entre Contract y Retail

Contract y Retail son dos conceptos que en el mundo del interiorismo tienen muchas similitudes, pero también algunas diferencias. Es conveniente conocer las características principales de estas nomenclaturas para poder aplicarlas de forma correcta y obtener resultados profesionales satisfactorios.

¿Qué es el contract?

El contract es un nuevo canal de ventas enfocado a negocios y empresas, generalmente del sector hotelero. Ofrece unas características especiales de calidad y garantía en sus materiales, donde la decoración de interiores y el interiorismo juegan un papel imprescindible. Por ello, es la manera perfecta de diferenciarse del resto de negocios del sector.

Debido a la necesidad de diseñar y decorar hoteles, cafeterías o restaurantes, entre otros, de forma original, el sector contract se ha convertido en protagonista, consiguiendo decorar estancias con gusto exquisito y totalmente personalizado. Es necesario tener en cuenta que una mala decoración puede arruinar un negocio.

Para crear un ambiente óptimo es muy importante tener en cuenta el estilo global, la funcionalidad y la experiencia del usuario. El mobiliario o la tapicería son factores prioritarios para alcanzar una buena puntuación entre los clientes. Incluso jugar con el sentido del olfato y dejar un cierto tipo de aroma especial, hará que el cliente relacione siempre ese olor con el negocio.

Cuidar todos estos detalles será la causa de que los clientes obtengan una experiencia positiva y exitosa a través del diseño de interiores. Por ello, contar con los servicios profesionales de empresas del sector es evidente que dará como resultado un correcto asesoramiento en la elección de elementos. Además gracias a estos expertos será fácil crear una marca sólida y auténtica en un ambiente perfecto.

¿Qué es el retail?

El retail se relaciona con los establecimientos que venden directamente al cliente. Dentro de este grupo existen muchas variedades de locales como cadenas de supermercados, farmacias, tiendas de ropa o perfumerías, entre otros muchos.

Con este canal de venta se intenta conseguir que todas las miradas de los clientes se dirijan hacia el producto elegido, que se ha situado en el centro, y todo el diseño de alrededor realce su posición. Por eso, es recomendable contratar a profesionales para que analicen las características y puedan crear un diseño exclusivo.

A la hora de decorar el interior es necesario tener en cuenta los elementos fijos del local, como las escaleras o los pilares, para sacar el máximo provecho de ellos e integrarlos en el diseño de espacio.

Dentro del diseño retail, la iluminación es uno de los aspectos más importantes. Primero es necesario analizar la entrada de luz natural y posteriormente elegir el modo de aplicación de lámparas, si encaja más un color blanco o cálido o la posición, como ejemplos.

La distribución del local y su mobiliario también son importantes para que la entrada y salida de clientes sea fluida pero impacte. Para ello, es recomendable crear un plano específico para cada negocio.

Diferencias entre Contract y Retail

Las disciplinas retail y contract están enfocadas a mundos diferentes. El retail se centra en las tiendas que venden productos directamente al público y el contract se encarga del sector hostelero.

Los productos que se utilizan en la disciplina contract son mucho más resistentes y duraderos debido a que su uso es mucho más intenso. Es evidente que las sillas de un restaurante o los sofás a la entrada de un hotel se utilizan por miles de personas y deben tener unas características especiales.

En conclusión, los conceptos Contract y Retail tratan de tocar la fibra sensible de los usuarios, al entrar en contacto con la marca y acceder a locales con experiencias únicas y totalmente originales.

Contract y retail: dos opciones destinadas al diseño de interiores

Contract y retail son dos palabras muy presentes en las agendas de los administradores de negocios de hostelería, oficinas y comercio. Bajo estos términos se agrupan servicios comerciales que permiten ofrecer un servicio hostelero completo y de calidad. Con los suministros de productos de diversas categorías y mobiliario puedes competir en ofrecer excelentes prestaciones a tus clientes.

Contract y retail aplicados a interiorismo de hoteles y oficinas

Los responsables del interiorismo de un hotel pretenden preservar la frescura del día de la inauguración a lo largo del tiempo. Los materiales, elementos decorativos o el mobiliario deben ser repuestos cuando pierden las cualidades por el normal deterioro de su uso.

El retail se centra en el distribuidor que manteniendo unos estándares de calidad óptimos ofrece un servicio de reposición ágil, económico y diversificado. El sistema logístico y la amplitud del catálogo son sus puntos fuertes, sobre ellos sostiene el empuje competitivo de su negocio.

El contract pone el foco de su atención en un objetivo completo e integrado antes que en productos individuales o conjuntos. Con cada pedido va una misión encaminada a un fin. La renovación de un comedor o el vestíbulo de un hotel requieren de una reinterpretación del espacio.

Por eso, el servicio comercial en su modalidad de contract va acompañado con el asesoramiento profesional de diseñadores o interioristas. Estos especialistas son la diferencia competitiva frente a otras alternativas de suministro.

Decoración de interiores: criterios a tener en cuenta

La decoración de interiores en hoteles o locales de oficinas está sujeta a tres condiciones esenciales que deben ser contempladas:

1. Servir de apoyo a una funcionalidad comercial y que, por lo tanto, queda sujeta al objetivo irrenunciable de la rentabilidad.

2. Crear atmósferas acogedoras en las que el cliente encuentre comodidad y confort. Es decir, que desarrolle su estancia con casi la misma normalidad de en su propio hogar. Es el soporte psicológico necesario para generar sensación de cercanía y de confianza.

3. Ofrecer un toque distintivo de marca para establecer una distancia con la competencia. Si en todos los puntos es complicado ser el mejor, hay que asegurar cualquier ventaja sobre otros servicios similares del mercado.

Mobiliario de oficina: diseño y comodidad

La fabricación de mobiliario de oficina obedece al primer principio del diseño industrial: satisfacer una necesidad. Pero este fin no limita otras funciones que van a ser concurrentes con esta. De ahí, que también busques diseños capaces de contribuir a crear entornos inspiradores para la colaboración y el trabajo en equipo.

El ambiente de una oficina es la suma de varios factores materiales y humanos. Las tensiones propias de la actividad laboral deben encontrar formas eficaces de ser sobrellevadas. Aquí el interiorismo contribuye con las aportaciones siguientes:

1. Las distribuciones del espacio y del mobiliario facilitan la comunicación entre los miembros de un mismo equipo.

2. La decoración incorpora elementos de la marca para crear mentalidad de grupo fuerte y cohesionado.

3. La proporción y el equilibrio están en cualquier forma estética. Hay que lograr que los elementos aislados de una oficina sean congruentes con el conjunto de igual forma que un empleado integra sus tareas con las de sus compañeros, colaboradores y jefes.

4. Una idea inspiradora muy potente para elegir el mobiliario de una oficina es que contribuya a reafirmar los valores de la firma. Una empresa que quiere distinguir sus actividades con la etiqueta de innovadora se conjuga mal con una oficina de estilo clásico. Cualquier valor empresarial tiene un correlato en el diseño.

Como conclusión, contract y retail son dos herramientas para la administración de un servicio de hostelería. Con ellas se sirven los medios y recursos físicos que hacen posible una estancia satisfactoria y memorable.