Tipos de molduras

Tipos de molduras y sus características

La moldura es un elemento que mantiene un perfil similar en todo su trazado. Es un componente decorativo en relieve. Se suele utilizar en obras artísticas, entre las que destacan los trabajos de carpintería y, de forma ocasional, se da en la arquitectura. La sección transversal marca una gran diferencia y definición de los diferentes tipos de molduras. Esta diversidad de tipos puede darse a partir de una serie de parámetros, como el tipo de estilo o época, o si son lisos o de columnas.

¿Cómo escoger una moldura?

Cuando nos disponemos a tomar esta decisión, tenemos que tener claros aspectos como dónde se va a colocar. Puede ser en la parte interior o exterior del edificio, en el techo o en la pared, y hay que tener en cuenta el tipo (lisa o decorativa), las dimensiones y el rango de precio que estamos dispuestos a pagar.

¿Qué tipos de molduras existen?

Existen diferentes tipos de moldura que detallaremos de manera breve para su conocimiento.

– Listel: es plana y delgada. Puede utilizarse con una forma estrecha o una banda lisa y fina que divide dos molduras. También recibe el nombre de filete.

– Toro: es una figura geométrica que está definida por un espacio tórico. El volumen puede ser dado, en primer lugar, como pieza de revolución, haciendo que un círculo gire alrededor de una recta que está contenida en el mismo plano, pero que no lo corta. La segunda, como pieza de traslación, que contenga de directriz una circunferencia y como generatriz un círculo. También se emplea como sinónimo de moldura bocel.

– Baqueta: también conocida como junquillo. Si sus dimensiones alcanzan los 6 mm de diámetro, pasa a llamarse bocel.

– Gola: tiene forma de S. La convexidad en la parte inferior y la concavidad en la parte superior. La zona que sobresale está ubicada en la parte superior. De similares características, nos encontramos con la moldura talón. Está compuesta por el talón derecho donde se podrá visualizar la parte superior con forma convexa y, por otro lado, el talón reverso, donde veremos situada la parte de abajo. Las curvaturas de Gola y talón son iguales, pero sus utilizaciones son diferentes.

– Nacela: su arranque es en vertical y tiene forma cóncava para finalizar en un cilindro convexo. Por sus características, podría definirse con forma de letra S, ya que está compuesto por dos arcos de circunferencias con distinto radio, que tienen un punto en común en el área tangente. En ocasiones puede confundirse con la moldura caveto.

– Caveto: también conocido con los nombres antequino o esgucio. Es una moldura decorativa con forma cóncava.

– Cimacio: utilizada hasta el siglo XIX, antes de la entrada de materiales como el acero y el hormigón. Actualmente los cimacios se usan en obras de restauración en los monumentos u, ocasionalmente, en trabajos de ebanistería.

– Rodapié o zócalo: su principal función es conseguir la nivelación de los basamentos de un edificio. Predomina el material granito por su elaboración en piedra tallada. El zócalo es sostenido de manera directa sobre la cimentación de los edificios.

– Cornisa: está situada en la zona superior y es la parte saliente de la fachada de un edificio. Su principal función es evitar la caída y deslizamiento de agua de forma directa sobre el muro. Además, remata la fachada del edificio.

¿Qué materiales son los más comunes para molduras innovadoras?

El poliuretano, el yeso y la madera son algunos de los materiales más utilizados de manera habitual para las molduras innovadoras.

La madera dura, como la caoba o el roble, es un material muy utilizado por su gran apariencia estética. También es característica por su resistencia ante posibles grietas. Es un producto más costoso de fabricar que otras alternativas.

El yeso es un material utilizado, aunque su demanda es cada vez menor. Su utilización tiene ciertas complejidades por su peso, poca estabilidad ambiental frente a la humedad y mayor coste de instalación. No es recomendable en rehabilitación por el polvo y la humedad generados en la colocación.

El poliuretano es un material muy similar en aspecto al yeso, pero más suave. Consigue una excelente calidad de acabado, con montaje rápido, con muy poca obra y sin polvo. Es completamente estable frente a la humedad y puede ser utilizarse en exterior.  Su gran ventaja es la rapidez y versatilidad de aplicación.

¿Qué podemos conseguir con las molduras innovadoras?

– Rosetones: son adornos colocados en el techo o paredes que aportan personalidad y exclusividad. Podemos utilizarlas en habitaciones o para encuadrar una lámpara.

– Combinado de cornisa más zócalo: podemos utilizarlas en zonas como el comedor o dormitorio. Con esta combinación conseguiremos un efecto óptico que nos dará sensación de mayor altura.

– Combinado de molduras y papel pintado: su relación techo-pared consigue un resultado espectacular, pero si, además, le añadimos una buena iluminación, dará al espacio un gran estilo.

– Molduras de techo: se obtendrán matices diferenciadores que harán característico su resultado final y garantizarán belleza.

En definitiva, gracias a la variedad de los diferentes tipos de molduras y zócalos podemos conseguir molduras innovadoras realizadas con cualquier tipo de material. Esta gran diversidad nos proporciona garantías en lo que respecta a la instalación y construcción de una moldura, ya que puede adaptarse a cualquier necesidad.

En el catálogo de Gaudi puedes encontrar una amplia gama de elementos decorativos para paredes y techos con una gran diversidad de estilos adecuados para todos los proyectos y espacios.

Revestimientos victorianos

Revestimientos victorianos para techos

La originalidad, el diseño, lo especial y lo singular son normas no escritas del diseño de interiores actual. Atrás quedaron las modas del interiorismo hecho en serie. Hoy se buscan revestimientos naturales y diferentes. Y es en esta tendencia a la diferenciación donde nos encontramos los llamados revestimientos victorianos.

Revestimientos victorianos

Los años en los que transcurrió el reinado de la reina Victoria en Inglaterra son conocidos como la época victoriana. Desde mediados del siglo XIX hasta la primera década del siglo XX, en Inglaterra y en el mundo ocurrieron cambios vertiginosos políticos, industriales, científicos y económicos. Estos cambios dieron también  motivo a un cambio en la cultura y en la percepción de la vida y como no, del hogar.

Siempre que pensamos en una casa victoriana nos viene a la memoria una casa antigua de muñecas; casas con buhardillas, vitrales, torres, grandes ventanales cubiertos por gruesas cortinas para mantener la temperatura, carpintería muy elaborada y techos altos. Casas de escaleras profusamente decoradas y chimeneas en todas las habitaciones.

Y es que la arquitectura en la época victoriana marca, sin duda, un hito en la historia. La facilidad que el ferrocarril promovió en el transporte de materiales dio una nueva vida a las casas de la burguesía, donde el metal empieza a tomar un importante papel como elemento decorativo. Y es dentro de esa moda por lo metálico donde se enmarcan los revestimientos victorianos de techo.

Fabricados en hojalata, hierro o acero, estos revestimientos de techo eran fáciles de fabricar en máquinas a presión e vanguardia en aquella época. Las láminas estaban recubiertas de estaño por las dos caras y representaban complicados dibujos ornamentales. El estaño, además, cumplía una doble función:

Por una parte, la ornamental y por otro, la de aislante térmico que permitía mantener el calor en las habitaciones de techos altos.

Características del estilo victoriano

Los revestimientos victorianos se caracterizaban por complicados dibujos que fueron desde motivos naturales a las caprichosas y complicadas figuras tan características del Art Decó, por el Art Noveau y, por último, por el arte contemporáneo.

Durante década,s estas planchas hermosamente repujadas fueron un símbolo de distinción en las casas victorianas de EEUU y Europa y su demanda crecía exponencialmente.

Pero la Segunda Guerra Mundial provocó una gran demanda de metales para la fabricación de material de churra. Esto ocasionó que estos revestimientos fuesen sustituidos por otros de distintos materiales y que su producción se detuviera.

Es por eso que, hoy en día, estas planchas son tan codiciadas por los coleccionistas y amantes de la decoración vintage. Los locales y casas decorados con esas planchas o reproducciones de ellas dan una nota de distinción y de elegancia a esos espacios.

Otros tipos de revestimientos

Frente a los elaborados revestimientos victorianos, nos encontramos con otros revestimientos y estilos muy en boga en estos tiempos. Destacaríamos los revestimientos naturales de materiales como la madera y el bambú. Estos materiales destacan fundamentalmente por la facilidad en la instalación y mantenimiento, la diversidad de acabados y tonalidades.

El revestimiento de PVC destaca por su durabilidad y por ser un material reciclable, su alto valor energético y su bajo coste lo hacen ser un material muy popular en la actualidad.

Y, como no, no podemos dejar de lado los tradicionales revestimientos de escayola. Material que por fragilidad es sustituido por poliuretano con los mismos acabados. Las placas de estos revestimientos, profusamente decoradas, son herederas directas de las placas victorianas.

En definitiva, existen tantos revestimientos y estilos como materiales: poliuretano, madera, MDF, poliestireno, corcho, caucho, composite, fibra de metal, fibra de vidrio, aluminio e incluso cemento. Elegir uno de ellos es sin duda un elemento fundamental en el interiorismo y en la decoración que le queramos dar a nuestro proyecto.

Decoración de restaurantes

El neovictorianismo, la corriente que combina la  estética victoriana con los principios y la tecnología moderna es una corriente artística muy conocida en la actualidad. Ha sido protagonista de películas y libros. Mucho más conocido es el steampunk, otro movimiento retrofuturista basado en la estética victoriana, pero adaptada a los tiempos que corren.

Vuelven con ellos los locales de estética de la época con abundancia de elementos de hierro y acero, que les dan un toque industrial y modernista. El estilo vintage les da un toque muy especial.

Y qué mejor complemento para esa decoración que réplicas exactas de los revestimientos victorianos de acero y estaño. Las chapas de metal aportan una perspectiva distinta a los locales por su elegancia. Sus cualidades refractantes le otorgan además un tono de calidez y distinción.

Destacamos por ejemplo el restaurante Antietman que combina la elegancia de los revestimientos metálicos con la calidez del revestimiento de madera en las pareces. O Wright & Company, restaurante situado en un edificio histórico con un aire vintage e industrial

Y por supuesto Ketter Exchange, en San Diego. La combinación de elementos tan dispares como el cemento, los  revestimientos victorianos, acero y maderas dan lugar a una combinación luminosa que merece la pena visitar.

En Materio soluciones ofrecemos una amplia gama de elementos decorativos Gaudi con una selección de productos de estilo victoriano para tus proyectos.

Ideas para decoración de hoteles

La decoración en los hoteles es algo mucho más importante de lo que, a priori, pueda parecer. La primera impresión que se llevan los clientes al entrar al hotel cuenta, y mucho.

Guía de decoración para hoteles

Para lograr unas habitaciones de hotel bien decoradas, lo único que necesitas es un poco de mimo y una guía de decoración que te marque las pautas y te enseñe cómo decorar los espacios.

Luminosidad y amplitud

La amplitud es un aspecto básico a la hora de llevar a cabo la decoración de cualquier zona del hotel. Debes sacar el máximo partido a los rincones de cada habitación, eligiendo los colores adecuados para que parezca lo más espaciosa posible.

Además de ello, la luminosidad debe ser apreciable, ya que a nadie le gustan los espacios lúgubres. Procura pintar las paredes y el techo de forma que absorban la menor luz posible y otorguen a la estancia toda la luminosidad que se pueda.

El color es la clave

Aunque al final acabes optando por colores más fríos, siempre se le puede sacar cierto aire de alegría y dinamismo a las habitaciones si se escogen los colores adecuados. Por ejemplo, el azul es un color frío, pero combinado con blanco de forma bien distribuida se puede crear un ambiente de bienestar que haga recordar lugares que transmitan paz, como la playa o el cielo.

Clientela objetivo

Debes tener muy claro quiénes van a ser tus clientes. No es lo mismo decorar un albergue juvenil que un hotel pensado para parejas.

También habrás de tener en cuenta el lugar. Si hablamos de un hotel rural, se le puede dar un toque rústico al mobiliario. En cambio, si se trata de un hotel en una gran ciudad, puedes poner mobiliario de diseño con colores negros y blancos, por ejemplo.

Criterios a seguir para la decoración de hoteles

Para poder generar la sensación de espacio, lo importante es tener pintadas en colores claros todas las paredes menos una, que irá de oscuro. Así, podrás añadirle profundidad a la habitación.

El baño también es un lugar muy importante a la hora de decorar. Debes emplear un diseño en los baños del hotel que haga que los clientes se sientan acogidos y cómodos, a la vez que se genere una gran sensación de armonía al observarse en conjunto con el mobiliario. Lo mejor es apostar por el blanco, aunque si incluyes una pared y muebles oscuros, el contraste será magnífico.

La tendencia en cabeceros de cama se encamina hacia propuestas con elementos mucho más discretos y sutiles, donde la originalidad juega un papel muy importante. Los grandes cabeceros de hotel no eran lo suficientemente funcionales para el cliente, por eso las propuestas con cabeceros que cubran toda la pared, los elementos sencillos o incluso los cuadros y pinturas sobre la cama están siendo las opciones más utilizadas en la decoración de habitaciones.

Algunos hoteles bien decorados

La Suite San Andrea del hotel Monteverdi recoge a la perfección todos los matices que se pueden sacar a un entorno rural. Suelos antiguos de roble, vigas de madera, chimenea de leña, cortinas de lino o cojines de arpillera son algunos de los elementos que podrás encontrar aquí.

En Les Hamaques, situado en Girona, puedes ver cómo el blanco hace que todo brille y crea un ambiente de paz absoluta, dando una grandeza y elegancia a la habitación que de muy pocas formas se puede conseguir.

La decoración de diseño vanguardista apuesta por lo minimalista y los contrastes, y en el Bohème Mykonos, en Grecia, se consigue perfectamente. Su decoración con elementos pequeños y sencillos y sus contrastes de blancos con negros hacen de sus habitaciones todo un remanso de paz.

Como ves, la decoración de hoteles no es sencilla. Pero, con atención y cariño, se pueden llegar a conseguir cosas sorprendentes.

Ideas aplicables a la decoración de exteriores

La decoración de exteriores de un local comercial tiene por objeto definir el estilo de marca del establecimiento ante el público que se encuentra cerca es la primera tarjeta de presentación. El hotel Waldorf Astoria en Nueva York es un ejemplo clásico del poder sugestivo de la imagen proyectada como símbolo de todo un país.

Si la decoración consigue captar tu atención y fijar algunos elementos distintivos de la empresa en tu memoria será un punto a favor de la iniciativa. El diseño habrá cumplido la función definida en un plan de marketing ante un potencial cliente.

Consejos para dar con la mejor decoración de exteriores

El criterio básico en la decoración de exteriores maneja cuatro elementos básicos para proporcionar a un lugar público una personalidad propia:

1. La distribución del espacio. Es el boceto que asigna un espacio para cada objeto que interviene en la decoración. También lo puedes definir por el sentido general del diseño que pretendes conseguir.

2. Los materiales empleados en suelos, soportes, separadores y cualquier pieza decorativa fija en un lugar.

3. El mobiliario, que cumple una función operativa para el cliente.

4. La iluminación y la conjunción de factores del entorno. Pueden ser sonidos, paisajes, vistas, un monumento emblemático, una plaza, un mercado, etcétera.

Debes huir tanto de sobrecargar con un mismo motivo como de dispersar la atención del público en decenas de detalles inconexos entre sí.

Tipos de decoración de exteriores

El decorador expresa su creatividad jugando con estos componentes, que en muchos casos ya vienen dados por la ubicación del establecimiento. Los resultados son tipos de decoración. Si los ordenas en categorías los agrupas en los siguientes:

1. Estilo urbano actual. Define el estilo de vida más dinámico y actual de las ciudades. Hace sentir al cliente en un ambiente reconocible con independencia de la situación geográfica en la que se encuentre.

2. Estilo modo de vida. Cada filosofía para afrontar la vida tiene una imagen icónica de la que se desprenden ideas y modos de hacer. Como ejemplo, el ambiente del Mediterráneo, con sus símbolos y su gastronomía.

3. Estilo época. Deriva de las modas vintage con las que recobra el espíritu de tiempos pasados definidos por un arte como el cine, como la música, la forma de vestir o las profesiones de antaño.

4. Estilo minimalista. Es un estilo muy actual que reduce los objetos necesarios a su mínima expresión. Es la celebración del espacio, pero el acierto con los productos incorporados a estos escenarios deberá ser total.

5. Estilo naturaleza o rústico. Llevas la simplicidad de la vida natural como fuente de inspiración del ambiente que quieres crear. Los materiales y los detalles funcionales de algunas piezas rústicas consiguen este efecto de forma notable.

6. Estilo recreación histórica. La decoración, en este caso, está al servicio de hacer justicia a un entorno marcado por una etapa de su pasado. Son propias de hoteles ubicados en cascos históricos y que subrayan una época dorada de los mismos.

La importancia de la decoración exterior de hoteles

En la época actual el valor de la imagen ha cobrado fuerza a través de las comunicaciones. Las inevitables fotografías de los clientes son un magnifico reclamo para quienes los siguen en las redes sociales.

La inversión realizada para incrementar el poder seductor de un ambiente suele recibir un retorno positivo en nuevos visitantes o para fidelizar a los antiguos. La comodidad, el confort y la aportación de una cálida atmósfera a los viajes de los clientes termina por venderse sola.

Claves para aplicar a la decoración de exteriores

La decoración de exteriores debe invitar a conocer la decoración de interiores. Se acierta cuando cubre con el diseño los siguientes puntos fundamentales:

1. Responde a los gustos y preferencias del público al que va dirigida la oferta. Es muy importante trabajar para el público objetivo. Aciertas cuando segmentas bien y te acercas a tus potenciales clientes.

2. El boceto inicial tiene un leitmotiv o un relato que hace partícipe al visitante.

3. El proyecto es polivalente por estética y funcionalidad.

4. La solución encontrada pretende la neutralidad cultural y promover valores universales. La vida sana es un principio aplicado con éxito en los hoteles especializados en la recuperación física y mental. Los spas, por ejemplo.

5. El resultado final admite actualizaciones en forma de pequeñas modificaciones sin pérdida de brillantez. Los estilos demasiado vanguardistas o provocadores deben contemplar la evolución a lo largo del tiempo. Cuando numerosos elementos son insustituibles el conjunto arriesga demasiado.

6. Las ideas aplicadas al diseño no pueden ser resultado de una moda pasajera o circunstancial. Hay que pretender el mantenimiento del concepto original en el tiempo.

7. El diseño favorece el encuentro y la participación social.

Como conclusión, la decoración de hoteles no supone un simple complemento al servicio ofrecido de hostelería. Es una condensación de todas sus virtudes y cualidades. Cuando los arquitectos terminan su trabajo, la decoración de exteriores llena de vida el proyecto.